13/7/18

[FUE]: AENA, desafiar a la Inspección de Trabajo puede salir muy caro

DESAFIAR A LA INSPECCIÓN DE TRABAJO PUEDE SALIR MUY CARO 
PENAS DE PRISIÓN, DE 6 MESES A 3 AÑOS + MULTAS 


Recordamos algunas de ellas: 

1.- Dotar a los técnicos de una protección auditiva adecuada para seguir en contacto por radio con los técnicos intervinientes en los trabajos en pista, incluido TWR. 


2.- Exigencia de la presencia de recurso preventivo en los trabajos de riesgo eléctrico. 

3.- Evaluación de riesgos del furgón taller, por la falta de seguridad en la instalación de equipos en su interior, como un generador eléctrico a gasolina que necesita como mínimo 1 metro libre en todo su perímetro o un compresor con nivel de ruido superior a los 95 dB no diseñado para su funcionamiento dentro de un vehículo en marcha, por lo que el fabricante no se responsabiliza de cualquier explosión que sufra el aparato en las condiciones actuales de uso. 


Después de esperar un año desde que se notificó estas deficiencias de seguridad a la Inspección de Trabajo, seguimos igual. Salvo la redacción de algunos procedimientos nuevos de trabajo, no se ha corregido ni acatado ninguna de las medidas anteriormente descritas. 

En estos días se dotó a la Central Eléctrica de dispositivos de protección auditiva que no sirven para trabajos eléctricos, ya que estos dispositivos (orejeras) no son compatibles con el casco de protección para la cabeza reglamentario para trabajos en alta tensión, supresión de la tensión o trabajo en proximidades de alta tensión; tampoco puedes protegerte la cara frente al arco eléctrico con la pantalla inactínica, que también es de obligado cumplimiento. 

En el mercado hay multitud de dispositivos de protección auditiva provistos de radio perfectamente adaptables al casco de protección e incluso de la misma firma de los que trajeron. 

Quizás el responsable de adquirir los equipos, si hubiera consultado a los trabajadores o a sus representantes sobre la elección del equipo, como así lo establece el RD 773/1997 en sus Art. 6 y 9. Y también en el RD 614/2001 en su Art.6. Esto estaría ya resuelto. 

Así que, como no vamos a esperar otro año más siguiendo expuestos a riesgos graves contra nuestra seguridad y salud, insto a los delegados de prevención de los distintos Sindicatos que nos representan, que recuerden para que fueron elegidos y en virtud de las competencias que tienen asignadas, paralicen de inmediato todos aquellos trabajos en los que no esté asegurada la seguridad y salud o fijen procedimientos alternativos claros y explícitos donde se minimicen al máximo los riesgos mientras se adopten medidas correctoras definitivas, tal y como se describe en el acta de la Inspección Laboral. En caso contrario serán cómplices legítimos de la negligencia de la empresa de cualquier accidente que ocurra en torno al caso que nos ocupa. 

Aquellos Sindicatos que nos bombardean con correos jactándose de lo mucho que miran por la seguridad y salud , podrían demostrar de una vez en este Aeropuerto, que esa política preventiva va mas allá de presumir con panfletos escritos y pasen a hacer la tarea que tienen encomendada y si no, que renuncien sus cargos con sus horas sindicales. 

Y aunque los delegados de prevención del Comité están exentos de responsabilidad legal, las personas responsables en el desacato de estas medidas impuestas el año pasado por la Inspección, pueden ser encarceladas: 

El delito contra la seguridad y salud en el trabajo está tipificado en el art. 316 del Código Penal (CP) según el cual “los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”. Se trata de un delito de riesgo y no de resultado por lo que no se exige la producción de un resultado dañoso. 

Esto es lo que necesitamos. Tienes la protección auditiva y el caso reglamentario.


Esto es lo que equivocadamente nos han traído; evita quedarte sordo, pero puedes terminar escalabrado o electrocutado por no poder protegerte la cabeza.

ASAE-Fuerteventura

PUBLICIDAD CENTRAL