18/1/19

Reflexiones sobre jornadas en La Granja de ENAIRE: ¿y del SDP, AFIS, Torres Privatizadas que?

Nos llega al Sindicato Alternativa Sindical AENA/Enaire una carta que nos piden que publiquemos. Y claro que lo hacemos... la gente en ENAIRE está muy preocupada por el "modelo"... ya sabéis: SDP en Barajas, AFIS, Torres Privatizadas y "amenazas" de ceder las de Madrid y Barcelona...

Reflexiones sobre jornadas en La Granja de ENAIRE

Recientemente Enaire ha celebrado en La Granja (Segovia) unas “Jornadas de Empresa – Plan de Vuelo 2020”. Dentro de las, sin duda, fructíferas mesas, reuniones, conferencias y demás folclore con el que se adorna estos eventos, llama la atención que empresas como Iberia y Enagás sean tomadas como ejemplo y ayuden, con su experiencia, a Enaire en su proceso de transformación.

Repeto: IBERIA y ENAGÁS dando lecciones de cómo se debe transformar una empresa pública, como Enaire, en “una gran organización” (como si ahora no lo fuera).

Hay un discurso reiterativo que se nos vende desde posiciones gubernamentales y empresariales: “La liberalización de los servicios públicos es muy conveniente para mejorar las capacidades de las empresas públicas que los gestionan”. Una falacia total.

Las grandes empresas privadas no pujan por empresas públicas deficitarias. Adquieren empresas públicas cuando se han saneado sus cuentas a costa del empleo de las mismas y de la inyección de capital público. Pasó así con Telefónica, Hidroeléctrica, Tabacalera, Argentaria… y, por supuesto, también en el caso de “la empresa invitada a compartir experiencias”: Iberia. 

A principio de los años 90, Iberia se encontraba en una situación muy delicada. Fue “necesario” reducir su plantilla en más de 4000 trabajadores y meter cantidades industriales de dinero público para reflotarla. Después, y solo después, se privatizó y salió a bolsa; por cierto, sin que se impusieran a los futuros accionistas limitaciones para vender activos estratégicos.

Los directivos de Iberia se aprovecharon de esa falta de limitación para fusionar Iberia con la ruinosa British Airways, a sabiendas de que esa fusión era nefasta para Iberia. Por supuesto, lo primero que hacen los directivos del holding resultante es subirse el sueldo un 56% y blindar sus contratos con tres años de salarios más otros pagos. El Consejero Delegado Rafael Sánchez Lozano, avalista y desarrollador de la operación, abandona la compañía tras su fusión, llevándose 5 millones de euros tras hundir una empresa que llevaba casi tres lustros dando beneficios. 

¿Este es el ejemplo de transformación que Enaire debe seguir? 

Pero no todo son malas noticias. El holding IAG (resultante de la fusión de Iberia, British Airways y otras compañías) ganó 794 millones de euros en el primer trimestre de 2018, casi ¡15 veces más! que en el mismo periodo del año anterior. La pena es que no fue generando empleo y riqueza con nuevas rutas o slots o algo así, no. Fue por generar 639 millones de euros por cerrar los planes de pensiones de los empleados de British Airways y contratar otros nuevos. 

Un magnífico ejemplo de transformación, sin duda... 

En cuanto al otro participante en las Jornadas, Enagás, recomendamos la lectura del siguiente artículo donde nos dicen, entre otras lindezas, que en el proceso de venta de Enagás a Gas Natural, las arcas públicas perdieron la friolera de 63.000 millones de pesetas. 


Otro gran ejemplo de transformación empresarial...

Y aquí pongo un artículo que no puedes dejar de leer... La liberalización del control aéreo ha encarecido el servicio un 4,4% 

PUBLICIDAD CENTRAL