lunes, febrero 15, 2021

Desde que vino Vargas AENA (y ENAIRE) obligan a sus Ingenieros, CMA y TMA a trabajar con Contratas con Bajas Temerarias del 71%

A raíz de esta publicación de la página de Contratación de AENA nos escribe nuestro querido Conde de Montecristo haciéndonos llegar una carta anónima que por su interés reproducimos. Se trata de las Bajas Temerarias con la que las empresas optan por concursos en AENA y ENAIRE, que hace que los trabajos no tengan calidad y repercuta en nuestros TMA/CMA/Ingenieros.

El paso de Atila por AENA (léase, el siniestro Vargas) ha dejado un legado de lo peor, lo malo es que dejó a sus herederos por aquí. Conviene recordar, en aras a la verdad, esta noticia: Aena gana la batalla legal a las ingenierías por las subastas electrónicas y al final de la carta de el Conde de Montecristo, te recordamos una denuncia que hizo el Sindicato ASAE y que en su momento recogió el Diputado de Ciudadanos (Cs) Francisco de la Torre Díaz, estamos seguros que de actualizarse obtendríamos datos muy similares.

Pinchar para ampliar

EL CONDE DE MONTECRISTO SE DESESPERA

Veo la última noticia acerca de las bajas con que se adjudican los expedientes de AENA, y no puedo hacer otra cosa que llevarme las manos a la cabeza. Y ya que hablamos de una empresa cotizada en Bolsa en el IBEX35, la cotización de los Planes Directores de Ibiza, Menorca y Valencia es de un 71% a la baja, y hablar del Plan Director es hablar del futuro de estos aeropuertos, claro, que a la cúpula de AENA ese futuro le debe importar poco y al actual Presidente que está con medio pie fuera otro tanto, por cierto, que gran pérdida, ahora que ya tenía experiencia en supervisar personalmente el Plan Invernal del Aeropuerto de Barajas.

Desgraciadamente el problema de estas escandalosas bajas se repite en expedientes de todo tipo y condición en los que el pobre Director de Expediente, se limita a firmar lo que le ordenan bajo todo tipo de amenazas (incluso con amenazas de expediente disciplinario...). Cambiando de tercio, parece que acaba de licitarse un expediente para negociar el próximo Convenio Colectivo, tal como podemos leer en AENA busca bufete de abogados para negociar un nuevo convenio en verano: La cotizada española lanza un contrato público de 200.000 euros para año y medio de asesoramiento aunque mucho me temo que en este caso poco va a importar la baja, esa cúpula de AENA hipócrita que se ha sacado de la manga el no menos hipócrita eslogan "Las Personas Cuentan", imagino que se refieren a que cuentan en la Cuenta de Resultados de la "compañía", ya no somos empresa, sino compañía que suena más privado; lo único que pretenden es externalizar las tropelías que llevan años rumiando y que sin duda se verán acrecentadas con la dramática situación actual. Y por último, es muy triste que una de las principales "okupaciones" de esta cúpula "okupa", sea intentar minar el compromiso de los trabajadores de AENA con esta gran empresa a la que servimos con orgullo y satisfacción. Pero este es un compromiso férreo, sin fisuras, y queremos que lo sepáis, así como nosotros sabemos quiénes sois y que es lo que estáis haciendo.

Está claro, volviendo a la Baja Temeraria del 71%, que este tipo de contratación es cortoplacista y va en detrimento de la calidad. Por lo que se paga, al final el trabajo de Ingeniería queda en manos de autónomos con muy poca experiencia.

No es sólo un planteamiento de la Dirección de Planificación, ya viene ocurriendo lo mismo en la Dirección de Infraestructura y Construcción, en donde, en la práctica, se ha perdido el control de los proyectos y obras, habiéndose apartado a los técnicos de AENA de los roles y responsabilidades, establecidos en el Código Técnico de la Edificación, para entregárselo a terceros y, con ello, la calidad de las obras, propiciando un mercadeo entre la ingeniería que controlan las obras y las contratas que las ejecutan, lo que, de alguna manera, vendría a explicar las bajas temerarias que se hacen, máxime cuando la elaboración de los proyectos y el control de las correspondientes obras se contratan con una misma ingeniería y haciendo un especie de Bolsa de Presupuesto, de la que "ir tirando", con un alcance un tanto difuso, para suplir la inadecuada planificación de las inversiones. Lo que se llama, en un tono coloquial "vivir al día".

A los técnicos de AENA, de forma muy confusa, se les relega a meros "fusibles" para que no alcancen responsabilidades a la Dirección de Proyectos y Obras, por injerencias ilegítimas, a tenor de lo previsto en la normativa de contratación pública para el sector.

Un saludo,

El Conde de Montecristo






PUBLICIDAD CENTRAL